Digitale Ausgabe

Download
TEI-XML (Ansicht)
Text (Ansicht)
Text normalisiert (Ansicht)
Ansicht
Textgröße
Originalzeilenfall ein/aus
Zeichen original/normiert
Zitierempfehlung

Alexander von Humboldt: „Estatística de Mexíco. Extractada del Español, y anotado por Don Francisco Josef de Caldas, Director del Observatorio astronómico de Santafé de Bogotá, Individuo de la Expedicion botánica, y Catedrático de Matemáticas en el Colegio R. M. de N. S. del Rosario de esta Capital“, in: ders., Sämtliche Schriften digital, herausgegeben von Oliver Lubrich und Thomas Nehrlich, Universität Bern 2021. URL: <https://humboldt.unibe.ch/text/1810-Estatistica_de_Mexico-1> [abgerufen am 05.02.2023].

URL und Versionierung
Permalink:
https://humboldt.unibe.ch/text/1810-Estatistica_de_Mexico-1
Die Versionsgeschichte zu diesem Text finden Sie auf github.
Titel Estatística de Mexíco. Extractada del Español, y anotado por Don Francisco Josef de Caldas, Director del Observatorio astronómico de Santafé de Bogotá, Individuo de la Expedicion botánica, y Catedrático de Matemáticas en el Colegio R. M. de N. S. del Rosario de esta Capital
Jahr 1810
Ort Bogotá
Nachweis
in: Continuación del Semanario del N. R. de Granada. Memoria 10 (1810), S. 3–28.
Entsprechungen in Buchwerken
Separatum, „Año de 1810. Continuación del Semanario del N. R. de Granada. Memoria 10.a. Estatistica de Mexico. Por Frederico Alexandro Baron de Humboldt“, Santafé de Bogotá: D. Nicolas Calvo, y Quixano 1811, 28 Seiten.
Sprache Spanisch
Deutsche Übersetzung dieses Textes
Schriftart Antiqua
Identifikation
Textnummer Druckausgabe: III.1
Dateiname: 1810-Estatistica_de_Mexico-1
Statistiken
Seitenanzahl: 27
Zeichenanzahl: 30225

|2| AÑO DE 1810. CONTINUACION DEL SEMANARIODEL N. R. DE GRANADA. MEMORIA 10. a

ESTATISTICA DE MEXICO. POR FEDERICO ALEXANDRO Baron de Humboldt. Extractada del Español, y anotada por DonFrancisco Josef de Caldas, Director del Ob-servatorio astronómico de Santafé de Bogotá,Individuo de la Expedicion botánica, y Cate-drático de Matemáticas en el Colegio R. M.de N. S. del Rosario de esta Capital.

En Santafé de Bogotá Capital de Cundina-marca. En la Imprenta Patriotica de D.Nicolas Calvo, y Quixano. Año de 1811. |3|

ADVERTENCIA.

En el N. 4. del periodico que se publíca enLondres titulado el Español hemos visto unextracto de la Estatística de México porel célebre Humboldt. Este trozo nos ha pa-recido tan interesante al estado presentede la América que hemos resuelto insertarloen el Semanario. El estilo de su Autor esdifuso y nosotros hemos laconizado su ex-presion sin omitir ninguna idea. Con estopuede muy bien entrar en una de las Me-morias de nuestro Semanario. Hemos aña-dido algunas notas, y reducido las medidasà varas y las monedas á pesos fuertes, enaquellos lugares en que el A. usa metros yesterlinas. Esperamos que nuestros subcrip-tores vean con placer el estado de la po-blacion, rentas, minas, artes, ciencias ....del opulento y vasto imperio de México. Noes la simple admiracion la que procuramosexîtar en nuestros lectores, el fin es pro-poner un modelo américano, para que pen-semos en realizar todos los medios que hanllevado à la N. España al estado de opu-lencia en que la vemos.
|4|

ESTATISTICA DE MEXICO(Extracto 1°.)

La Historia de América de Robertson nocontiene sino noticias escasas de las ColoniasEspañolas. Este excelente historiador no per-donó trabajo para darle toda la perfeccionposible; pero el misterio de la Corte de Ma-drid le negó todas las luces, y la entrada àsus inmensas colecciones. Por otra parte, lasobras impresas de Ulloa, Buguer y de la Con-damine eran muy superficiales: los Jesuitasdel Paraguay y Californias nada decian del Pe-rú, Mexico, y Nueva Granada: Bucaniers esdudoso; Gage y Carrier sospechosos: Chappey Pages mezquinos, y Villa-Señor inexâcto.Frezier y Ulloa nos habian dicho algo mas so-bre el Perú y Nueva Granada; pero todoesto era antiguo y poco conforme con elestado presente de esos paises. La Compa-ñia de Caracas solo nos enseñó que ese sue-lo era fértil en cacao: Uritariz y Campoma-nes regalan algunas noticias sobre la América;pero, ò ignoraban el estado interno de esos dominios, ò callaron por consideraciones po-líticas. Ha treinta años que el misterioso y des-confiado Gabinete de Madrid comenzó à mudar |5| de conducta en todo lo concerniente à sus po-sesiones de América. Aunque prohibió à Ray-nal, dexó traducir è imprimir la obra de Mo-lina. El Mercurio Peruano continuó hastaque sus AA. lo dexaron. Estala, á pesar de de-cir mucho sobre minas, comercio, rentas &c.de las Colonias, se le permitió publicar su Via-gero Universal. Poco contenta con esto laCorte, se arrojó al extremo contrario, é hi-zo gala de revelar al mundo los secretos de suantigua y odiosa política. Armó esquadraspara reconocer las costas de su vasto impe-rio, y publicó sin reserva los resultados. Ol-vidó los zelos para con los estrangeros; con-cedió licencia à los Americanos y á otros pa-bellones neutrales para entrar en sus puertos:y los fugitivos de Santo Domingo se re-cibieron en Caracas y en Cuba con hospitali-dad. Los viageros mismos cuyo objeto únicoera ilustrar la Geografia, averiguar los recur-sos políticos y estatísticos de estos paises seabrieron á su curiosidad. De este número fuéFederico Alexandro Baron de Humboldt, ca-ballero Prusiano, y bien conocido entre lossabios. La Estatística de Mexico, fruto desu residencia y observaciones en ese imperioopulento, es la que tenemos à la vista, y laque vamos à extractar. Aunque todavia in- |6| completa, las noticias interesantes que con-tiene, nos obligan à presentarla al público conanticipacion. Humboldt comenzó su expedicion à lasAméricas en 1799 y la terminó en 1804, ha-biendo permanecido en México mas de un año.La obra de que hablamos tiene 6 partes: 1.Observaciones generales sobre la extensiony aspecto físico de la Nueva España: 2. Lapoblacion, y la distincion de razas. 3 Plan estatístico de sus intendencias, y las relacionesde la poblacion con la superficie del terreno.4. Agricultura y Minas: 5. Comercio y manu-facturas 6. Rentas y defensa militar. Las tresúltimas aun no se han publicado. Es asombroso el aumento rápido queactualmente toma el imperio de Mexico M.Humboldt conoció lo que crece la poblacion enese pais por los libros de bautismos y entierrosque le franqueó el Arzobispo de México. Re-sulta que en todo el Reyno están los nacidosà los muertos como 170 à 109. En las tierras elevadas sube a ser como 253 à 100, y enPanuco y costas del mar del Norte haxa à serde 123 à 100. Esta diferencia nace de la gransalubridad del ayre de los paises elevados dela Nueva España, comparada con la tierrabaxa y pantanosa de las costas. La salubridad |7| de un pais dentro de los Trópicos dependemas de la sequedad del ayre que de ningunaotra qualidad sensible (a) . Las provincias ar-dientes de Cumaná y de Caracas prueban queel calor excesivo no es contrario à la vidahumana, por que en los paises cálidos y secosel hombre llega à una edad muy abanzada.En 1802 murió en Lima un Indio de 147años que estuvo casado, con una mugerque llego á cumplir 117. Hasta la edad de130, este hombre andaba todos los dias tres óquatro leguas, y los doce últimos perdió la vista.
(a) Si arrojamos una ojeada sobre el N.R. de Granada hallaremos confirmado estegran principio. Las selvas de Maynas, ylas llanuras del Orinoco, baxas, ardientes,y anegadizas son mal sanas. Lo mismo seobserva en las pampas de Guayaquil, y entoda la costa sobre el Pacífico desde Tumbezhasta Veraguas, y en el Atlántico desde losChiriquies hasta Maracaybo. En el inte-rior, son enfermisos los valles en razon delcalor y de la humedad del ayre. El valledel Magdalena es ardiente casi desde suorigen hasta el mar; pero se observa que essano hasta Honda en donde comienzan lasselvas, los lagos y la humedad. El valle de
|8| Las tierras altas de México tienen unatemperatura deliciosa (de 13 á 14 grados delTermòmetro centigrado) y una atmósfera secay saludable. Es verdad que en invierno baxa ácero alguna vez; pero en la fuerza del ve-rano no pasa de 24. Por el contrario la tem-peratura media de las costas es todo el año de
Cauca, tambien ardiente desde los 3 gradosde latitud, es mal sano por que sus aguascorren con lentitud, hace derrames, anieganel terreno, y humedesen el ayre. Pero lo quehay que notar de singular es que el valle delos Patias sea eminentemente deletereo quan-do carese de selvas, quando su terreno esseco, arenizco, y pedregoso, y quando susrios corren con velocidad, y sin formar la-gos, ni empantanar, el terreno. Aquí haycalor, pero no hay humedad. ¿De donde puesnacen sus qualidades malignas? El Valle de los Patias es profundo,angosto, cercado de altas montañas, y contodas las apariencias de un sepucro. Losvientos no circulan con libertad, los vaporesse estancan, y presentan los gérmenes demuerte al que habita en esas profundidades.Tal es el juicio que hemos formado de ese valletemible.
|9| 25 á 26 del mismo termómetro (b) si el ayre escálido y humedo el clima resulta enfermizo.Así sucede en las costas de México desde la
Si nuestras indagaciones políticas hubic-ran hecho algun progreso, ya podriamos cal-cular el grado de salubridad de todas lasregiones y de todos los ángulos de la N. Gra-nada sobre los mismos principios que calculóHumboldt los de México. Nos faltan los da-tos que debiamos recibir de manos de los Cu-ras. ¿Que costaba á estos SS hojear los re-gistros de su Iglesia, y decirnos en tres ren-glones: en el Pueblo tal hay tantos hombres,tantas mugeres; en el año tal han nacido tan-tos, han muerto quantos? Estos datos, repe-tidos todos los años, harian un fondo de lu-ces preciosas para el filósofo, para el político,para el Gobierno, y para la Patria. Oxaláque los respetables Párrocos nos dirigiesentodos los años una tira de papel con estasnoticias. (b) La costas del N. R de Granada tienenconstantemente de 27 à 28 grados del ter-mómetro de Reaumur, que hacen 34 ò 35 delcentígrado. Nuestras costas son mas ardien-tes que las de México segun esta observacionde Humboldt.
|10| boca del rio Albarado hasta el rio Tampico,llanos de Santander, y desde S. Blas hastaAcapulco. Lo mismo se observa desde laNueva Barcelona hasta Portocabello en la Pro-vincia de Caracas.
Por el censo que formó en 1793 el Vi-rey Revillagigedo subia la poblacion de Mé-xico á 4,483,539 almas en todo el Reyno.Pero los mismos comisionados para su for-macion confiesan que la poblacion de esteVireynato excedia una sexta parte al númeroexpresado. Humboldt, suponiendo solo undécimo en el error, y dando al aumento dela poblacion la mitad de lo que indican los li-bros parroquiales, halla que México teniaen 1803 5,800,000 almas, y cree muy pro-bable que llegan á 6 millones. Tambien de-duce de los libros parroquiales: que la po-blacion entera es á los nacidos, como 17 á 1: yá los muertos como 30 á 1: la de los niños va-rones á las hembras es como 100 á 97, casi lamisma que se observa en Francia. En Chile,dice Malespina, las mugeres son á los hombrescomo 2 á 1. (c).
(c) En Popayan se observa el mismo ex-ceso de mugeres que en Chile. Por los padro-nes de 1807 las mugeres son à los varones
|11| Este aumento de poblacion en N. Es-paña viene acompañado de progresos en laagricultura. En efecto, por qualquiera parteque atraviese el viagero este pais no hallansus ojos sino campos cultivados, quintas quese forman, poblaciones que nacen, que creceny prosperan. Los productos de los diezmosse han duplicado en los últimos 24 años. Todoprueba que la agricultura marcha a pasos tanrápidos como la poblacion. La alcabala, este derecho opresivopor su repeticion, se ha aumentado conside- rablemente. Desde 1766 hasta 1778 dió19,844,054 pesos, y desde 1776 hasta 1751produxo 34,118,463 pesos, siendo la diferen-cia 14,374,409. La prueba mas victoriosa que se pue-de dar sobre el estado floreciente de la N.España es la construccion de sus caminos. Elcamino real desde México a Vera-Cruz en1793 apenas llegaba a la Puebla, y hoy lle-ga hasta aquel puerto. En 1800 se construyóotro que atraviesa el istmo de Tehuantepec
como 3 à 2: los que nacen à los muertosestan en la razon 230 à 100: en fin los ma-trimonios son à toda la poblacion como 10 à 114.
|12| desde Huasacualco hasta el rio de Chimala-pa, para conducir el añil de Goatemala à Ve-ra-Cruz. Fuera de estos se han construidootros en lo interior del Reyno.
El producto de las minas de la N. Es-paña es el mayor de quantas se han cultiva-do en el antiguo y en el nuevo mundo. Lahistoria no nos presenta; cosa mas rica. Es unerror creer que el trabajo de las minas dismi-nuye la poblacion. Este trabajo es libre en laN. España, y se puede abandonar quando sequiere. Por otra parte el número de indivi-duos que se emplean en esta ocupacion peno-sa es bien pequeño comparado con la pobla-cion pues en todo el México no pasan de 30mil. Las minas de la N. España tienen unasituacion muy ventajosa sobre las del Perú.Quando las del Potosi, Pasco, Chota.... estánvecinas à la nieve perpetua, las de Méxi-co no tienen sino 2200 ù 2400 varas sobre elmar. Están rodeadas de campos cultivados,de Ciudades y de Pueblos, y se puede deciren el centro de la abundancia y de las como-didades. Está también averiguado que losmuertos en los paises mineros son los mis-mos que en los que no lo son. Humboldt hallóque en Guanaxuato los nacidos son à los muer- |13| tos como 201 à 100 desde 1797 à 1802. El inconveniente que tanto han ponde-rado algunos escritores en el cultivo de lasminas es el aumento del monetario, y el envile-cimiento del dinero; pero à este inconvenienteestan sujetos todos los ramos de industria, to-das las artes y todos los productos de la agri- cultura. La tabla siguiente presenta la mone-da acuñada en México, tomada de los regis-tros de la Casa de moneda.
Plata. Oro.
De 1733. á 1742. 8,998,209. 434,050.
De 1743. á 1752. 11,566,030. 455,109.
De 1753. á 1762. 11,971,835. 462,773.
De 1763. á 1771. 11,777,909. 761,553.
De 1772. á 1782. 17,551,906. 835,586.
De 1783. á 1792. 19,491,309. 644,040.
En 1793......... 23,428,680. 884,262.
De 1795. á 1804. 21,084,787.
Es de notar que de México sale muy pocaplata en barras por lo ordinario. En 1760mandó al Rey 500,000 de pesos en pasta. Creciendo el trabajo de las minas, y laagricultura es necesario se haya aumentadoel comercio. Aunque esta parte de la obrade Humboldt no haya visto la luz pública, se |14| ve que desde 1566 hasta 1728 la exportacionde Vera-Cruz para España por cuenta de par-ticulares, se valuó en 104 millones, ó pocomenos de 8 millones por año, y desde 1776 á1791 subió à 115,500,000, ò cerca de 9 mi-llones por año. La importacion de España pa-ra Vera-Cruz en 1791, 1792 y 1793 se va-luó en mas de 14 millones. No podemos dudarque el comercio de México se ha ido aumen-tando en los últimos años. Solo Vera-Cruz ex-porta 120 mil quintales de azucar, aunqueahora 20 años no se conocia este producto me-xicano. ¡Que dulce es saber que el cultivode este ramo no se debe à la sangre ni à laslágrimas del infeliz Africano! En la N. Espa-ña no hay arriba de 6,000 negros, y no pasande 100 victimas las que se introducen anual-mente en ese vasto Imperio. Un ojo politico no necesita de recurrirá detalles estatísticos para conocer los rápidosprogresos de la N. España. Basta volver á losobjetos sensibles qué presenta este pais. Laextension de su agricultura, y de sus artes,el aumento de sus Ciudades y de sus pueblos,la magnificencia de la Capital, los estableci-mientos científicos, los progresos de la educa-cion pública, el cultivo de las ciencias son sín-tomas nada equivocos de su prosperidad. Des- |15| de 1769, en que la vió el Abate Chappe,México se ha mejorado considerablemente.Su excelente policia, el alumbrado, y enlo-zado lo debe al Virey Revillagigedo. El edifi-cio consagrado á Escuela de mineria costócerca de 600,000 pesos, y honraria á lasplazas mas sobervias de Londres ó Paris. Sisu belleza hace honor al gusto de sus funda-dores, su destino manifiesta su juicio. La esta-tua eqüestre de Carlos IV. en bronce, pesa450 quintales y es obra de Tolsa artista me-xicano. La grandeza de esta empresa, la di-ficultad é inteligencia de su execucion honra-rá siempre á ese Americano. Está colocada so-bre un pedestal de marmol, y excede á todoslos monumentos de este género que poseela Europa, si se exceptua la estatua de Mar-co Aurelio en Roma. Ninguna Ciudad deAmérica tiene fundaciones científicas tan gran-des y tan sólidamente establecidas. Los ramossublimes de las Matemáticas, la Física, laQuimica, la Mineralogía, la Botánica se cul-tivan felizmente por sus habitantes, y en mu-chas Ciudades se hallan hombres bien ins-truidos en estas ciencias. Los tres Astróno-mos que se han distinguido en la N. Espa-ña, los dos, Velasquez y Gama se nombrancon respeto por Humboldt, y Alzate parece |16| que se ha eminentemente distinguido por elimpulso que ha dado á los estudios y à lasluces. Quando Humboldt entró en el salonde la Academia de Pintura y Escultura sesorprendió al ver la coleccion de estatuas an-tiguas, coleccion que afirma ser superior álo que en esta materia posee la Alemania. Laatencion que en México se ha puesto á laArquitectura y Escultura aparece en los edifi-cios modernos de la Capital y de las Pro- vincias. En la pequeña Ciudad de Xalapahalló Humboldt una Escuela de dibuxo enque se enseña gratis á los niños pobres. Este espíritu de efervescencia y de pro-gresos no está confinado en el recinto de Mé-xico. Se ha esparcido, en proporciones di-ferentes, en todos los dominios Españoles deeste Continente. El amor á las ciencias y ála bella literatura se ha encendido en todaslas Ciudades principales de la América. Li-ma, Quito, Santafé no ceden á México en losprogresos de su ilustracion. En todas partesla juventud ha desplegado una inclinaciondecidida y enérgica por la sabiduria y cons-tancia para adquirirla (d) . En Lima y Quito
(d) Las centellas del genio no las puedeapagar el despotismo. En vano se ha em-
|17| parece que tienen mas gusto por la litera-tura y obras de imaginacion mientras que enMéxico y Santafé son adictos á las cienciasexâctas.
Cuba tenia en 1774 solo 171,628 ha-bitantes, y en 1804 ascendia la poblacion á432,000. En 1792 exportaba 400,000 quin-tales de azucar, y en 1804 sacaba 1.000,000de quintales anuales. Este aumento, es precisoconfesarlo, se debe al infame comercio de Ne-gros. El número introducido en Cuba desde1789 hasta 1803 ascendia à 76,000 almas, yen los últimos años subió à 8600 por año. Lapoblacion de esta Isla consistia en 1804 en108,000 esclavos, y en 324,000 libres. Lapoblacion de blancos en Cuba es la 54 delas cien partes de la poblacion total: en Cara-cas la 20: en México la 19; en el Perú la 12;y en Jamayca la 10.
peñado el Gobierno español en atajar losprogresos rápidos de los talentos americanos.En vano suprimió las Cátedras de Derechopúblico como ínútiles; en vano el Virey Ez-peleta, reunido à un Prelado por tantos tí-tulos respetable, sancionó que las inepciasdel Peripato, ocupasen el lugar de la Físi-ca y de las Matemáticas: en vano se pusie-
|18| La introduccion de Negros en Amé-rica estuvo sujeta al sistema de restriccion es- pañola. Pero no se crea que esta moderacionsea hija de la justicia y de la humanidad. Setemió que se corrompiese la fe con el grannúmero de Negros, idólatras mahometanos, y judios. España acostumbró vender en el si-glo 16 y 17 gracias para la introduccion deNegros en sus colonias. Segun las contratas,
ron obstáculos á la Sociedad de amigos delpais de esta Capital; en vano se disolvió la Escuela de la Concordia de Quito: en vano sedetuvieron los pasos filantrópicos del ilustreConde de Gijon, se denegaron las Cátedrasde Derecho à Popayan, se pusieron en cade-nas à los jóvenes de luces, se prohibió todo li-bro de politica, y en fin, en vano adoptó Es-paña el bárbaro sistema de embrutecernospara dominarnos. Nuestra educacion estabareducida á los rudimentos del Christianismo,á un moral burdo, y á las locuras escolásti-cas. Parece que cada prohibicion de partedel Gubierno alarmaba los ánimos y los Pa-dres velaban con mas cuidado sobre la educa-cion literaria de sus hijos. Quando en losColegios no recibia la juventud sino princi-pios que era preciso olvidar, en el retiro de
|19| los empresarios se obligaban à cautivar cadaaño 5 mil en las costas de Africa. Estos em-presarios, digamos mejor, estos ladrones, au-torizados por una Corte corrompida, se obli-gaban à poner vivos en la América española3500, de modo que la pérdida, es decir, elsacrificio de esas víctimas inmoladas a la ava-ricia era de 30 por 100. Al comenzar la guer-ra de sucesion el abasto de Negros pasó a losFranceses, y en la paz de Utrech à los In-gleses. Los frutos de esta transaccion escan-dalosa fue la guerra de 1739. Despues se pro-veyó la América de Negros por asentistasparticulares hasta 1788, en que el indecoroso reynado de Carlos IV comenzó por el fo-
la casa paternal y en la de los amigos se estu-diaba la Física y las Matemáticas, se leianlos Oradores, los Poetas y tambien los Po-líticos. Este estudio les hacia conocer el es-tado de degradacion en que los mantenia unGobierno que abominaba la luz y que se em-peñaba en apagarla por todas partes. Lailustracion presente es la obra de los esfuer-zos privados y la de algunos Catedraticossavios, que despreciaban ese espiritu de ti-nieblas á que los sujetaba el despotismo.Merecen en este punto los mayores elogios
|20| mento y privilegio concedidos à este tráfi-co inhumano. En Buenos-Ayres se introdu-xeron 1338 Negros desde 1792 hasta 1796:en Chile el se introducen 500 por año y 100en México.
Parece que las guerras continuas en-tre España y la Inglaterra desde 1796 ha retar-dado los progresos de Caracas. En 1804, di-ce Dispons, tenia esta provincia 500,000 ha-bitantes, y en 1787 no llegaban à mas de333 000. El sistema bárbaro y opresor que Es-paña habia observado con todos los habitan-tes del Rio de la Plata, prohibiendoles su co-mercio para que se enriqueciesen los habi-tantes de Lima y los monopolistas de Cadiz,habia mantenido en la miseria y en la obscu-ridad à esas regiones. Pero desde 1778 en quela Corte quiso conocer esta injusticia, y erigióen Vireynato à Buenos-Ayres, las cosas hanmudado de aspecto. La Tabla siguiente ma-nifiesta su exportacion desde 1793 hasta 1796.
Restrepo, Vallesilla, Mexia, Valenzuela....Si en los ultimos 25 años han hecho algu-nos progresos las ciencias útiles entre noso-tros, es preciso confesar que nos hallamostodavia muy atrasados. Pero esperamos que
|21|

Exportacion del Rio de la Plata.

  • En 1793......3,570,690. pesos duros.
  • 1794......5,564,704.
  • 1795......4,782,315.
  • 1796......5.058,982.
  • Suma....18,9766.91.
  • Año comun....4,744,173.
Desde 1748 hasta 1753 el año comunno subia de 1,677,250. Por los productos del cuño del Potosí sepueden ver los progresos rápidos de esta par-te de Buenos-Ayres.

Cuño del Potosi.

Oro. Plata.
Desde 1780 hta. 1790. 257,247. 3,960,010. ps.
En 1791 ........... 257,526. 4,365,175.
En 1801 ........... 481,278. 7,700,448.

la reforma del Plan de educacion que se tra-baja por orden de nuestro Gobierno, la So-ciedad patriotica constitucional, la libertad dela prensa, la proteccion que dispensa á losestablecimientos científicos nos pondrán bienpronto en estado de no envidiar nada alorgulloso Europeo.
|22| El Chile crece en poblacion, segun Mo-lina y Raynal, desde que hace su comerciopor Cabo de Hornos. D. Cosme Bueno da àChile una poblacion de 240 000 almas: Ma-lespina que visitó este pais en 1790 cree quees mucho mayor: últimamente sabemos porbuen conducto que Chile llega à 720,000 al-mas inclusos 70 000 Araucanos independientes. Sobre el Perú solo manifestaremos elincremento que ha tenido su comercio en di-ferentes periodos del siglo pasado. Exportacion anual para Europa desde1714 hasta 1739 durante el sistema de Ga-leones ...................... 2,125,000. Desde 1748 hasta 1778 en el sistema de registros ............ 4,260,479. Desde 1785 hasta 1794 en el sistema de comercio libre..... 6,686,884. De la N. Granada sabemos poco; perotenemos motivos para creer que ha participa-do del espíritu general de mejora Escalapondera los progresos de Cartagena y Gua-yaquil, y Humbold coloca las Ciudades deAmérica, segun su poblacion en este orden:México, Guanaxuato, Habana, Puebla, Lima,Quito, Santafé, Caracas, México tiene 137,000habitantes: Guanaxuato 70,600: la Puebla67,800: Lima 54,000: Caracas 40,000 por |23| consiguiente la Havana tendrá 70,000: Qui-to y Santafé debe tener de 40 à 50 mil almas. Robertson da à Quito 60,000 y Estala à Santafé30,000. Las manufacturas de lanas de Quito handecaido desde que se introduxo el sistema decomercio libre. De Guatemala solo sabemos que pro-duce el mejor añil y el mejor cacao de laAmérica; que es fértil, y cultivada. Se pueden calcular en América en laépoca presente como unos 13 y medio mi-llones de habitantes, y dándole á las Filipi-nas 1 y medio millon, será la poblacion totalde las colonias Españolas de 15 millones. En-tre estos, 2 millones y medio son blancos:5 millones mestizos: medio millon negros; ysiete millones Indios. El producto de los metales preciososde la América no baxa de 36 millones. Hum-boldt lo hace de 35 millones: Brogniant de36,095,736, y estala de 38,200,000 pesos,y segun Helms se pudiera doblar este pro-ducto inmenso. El Azogue, tan necesario para separarlos metales de su ganga, es mas abundante delo que se imagina en el Continente america-no. En las Provincias de Coquinbo y deQuillota en el Chile, hay minas de Cinabrio; |24| pero no se extrae por que el espíritu de opre-sion española lo prohibe rigorosamente. Fuerade la mina de Guancavelica hay otras en elPerú, y se han descubierto muchas en Mé-xico. (e) El cobre se halla generalmente ex-tendido en toda la América y las minas deChile son abundantes Las produciones que la América man-da á España son: cacao, azucar, añil, algo-don, cueros, sebo, carnes saladas, vicuña,lana comun, martas, cobre, café, vaynilla,caoba, y otras maderas. Estos efectos puedencalcularse en 25 ó 26 millones de duros.Así el todo de las introducciones de mercan-cias extrangeras se puede valuar en 61, ó 62millones anuales. Ponemos aquí las remesas que han he-cho las colonias á la metrópoli desde 1786hasta 1796.
(e) El Señor Mutis tiene muestras pre-ciosas de una mina de Cinabrio en las in-mediaciones de Ibagué, poseo tambìen mues-tras de otra hallada, ha poco tiempo, en laProvincia de Antioquia.
|25|
Años. Duros.
1786............ 31,083,764.
1787............. 34.214,328.
1788............. 40,324,196.
1789............. 35,363.368.
1790............. 35,753,625.
1791............. 45,504.984.
1792............. 37,334,316.
1793............. 35,710,273.
1694............. 49.574,627.
1795............. 45,906,371.
1796............ 61,068,333.
Desde Diciembre de 1801 hasta Agosto de 1804.... 170.658,742.
Cada año sale à .......... 68,267.497.
A tres se reducen las causas de la pros-peridad presente que se reconoce en Amé-rica: 1. El comercio libre. 2. El establecimien-to de las Intendencias. 3. La baxa del preciodel azogue. Pero el Gobierno de España haremediado todos los males con que ha opri-mido á ese Continente? ¿No manifiesta la cor-reccion de estos abusos enormes que aun hayotros mayores que remediar? ¿Su poca po-blacion, la miseria y la desnudez de tantospueblos, la brutalidad del Indio, la ignoranciageneral en las ciencias, la extincion de lasartes, la languidez de la agricultura, la limi- |26| tacion del comercio, los impuestos, las tra-bas, en una palabra el estado de debilidad y demuerte en que se hallan los pueblos de la Amé-rica ¿no es obra de ese Gobierno bárbaroopresor, despótico, avaro y corrempido? Hemos dicho que el comercio libre es una delas tres providencias saludables que dictó en me-dio de su barbarie el Gobierno Español. Peroeste código mercantil respira por todas partes elespíritu de restriccion que ha caracterizadosiempre al Gobierno de España. Solo ciertasCiudades pueden comerciar con la metrópo-li: las demás están privadas de este derecho,y tienen que proverse de lo que les falta, yremitir su superfluo por mano agena. En lainmensa extension de costas que hay desdeAcapulco hasta Guayaquil no hay un solopuerto que pueda comerciar con Europa. Deaquí es que en todas las Provincias fértilesque abraza ese pais viven en la inaccion, notienen artes, y su comercio es moribundo.Pero lo que irrita mas contra el despotismoEspañol, es que los frutos se pudren en loscampos, y el desgraciado Americano en me-dio de todos los dones de la naturaleza, espobre, y no conoce los placeres y comodida-des de la vida. El Perú y Chile solo tienendos puertos cada uno, y los pueblos que habi-tan distantes de estos puntos privilegiados es- |27| tán sumergidos en la indolencia, y cercadosde necesidad. Estas mismas restricciones, es-tos caprichos despóticos, y esta política asia-tica se extiende à toda la América. ¡QuantasProvincias fecundas están condenadas à viviren la miseria por que la corte corrompida deMadrid les ha negado cambiar los frutos desu industria! España ha puesto siempre el sellode su barbarie, y de su despotismo en todaslas providencias de algun modo benéficas à laAmérica. Por todas partes están rodeados los ha-bitantes de la América de impuestos opresi-vos sobre su comercio: están rodeados deguardias, de bayonetas, de cobradores, baxosmercenarios, que sin enriquecer al Estadooprimen al vasallo. Apenas una region pre-senta síntomas de industria la abruman conuna multitud de recolectores y superinten-dentes que chupan la substancia, y dan sobra-dos motivos al habitante industrioso para arre-pentirse de una actividad que el ha sido tanfunesta. La carga mas pesada que ha tenidoque sufrir toda la América del yugo Españolha sido prohibirle el comercio con todas lasNaciones del Universo, y sujetar á un mun-do á proverse de las fabricas de España, ópor las manos de los Españoles. ¿Conocia acaso |28| la España la torpeza, la ignorancia, la perezay la languidez de sus fabricantes? ¿Que dere-cho tenia esta Nacion orgullosa para abro-garse un comercio exclusivo con la América,esta Nacion sin fondos, sin industria, sin ma-quinas, y sin saber? España es la última Na-cion de la tierra que puede exîgir de susColonias un comercio exclusivo. Ese espíritu entremetido, esa propen-sion cruel de mezclarse en todos los interesesde los súbditos baxo el pretexto de dirigirlosal bien general del Imperio, es la parte masabominable de su politica. La máxîma favo-rita de sus ignorantes estadistas es, que elGobierno debe mirar por el bien general, conpreferencia á los intereses privados. Esta má-xîma con todas las apariencias de justa hatenido siempre la aplicacion mas peligrosa ydestructora. Todos los dias vemos arruinaral particular sin conseguir ese bien generaltan decantado. Informes parciales, las masveces interesados, miras engañosas, fraudesreales, ó supuestos, son los resortes con queel Gobierno de España concede ò retira sufavor, confiere privilegios ó impone ataduras,asiste con dinero, ó oprime con impuestòs. Elresultado de todo es destruir con confianza, yextinguir las especulaciones mercantiles de lossúbditos. (Se continuará.)